16 abril 2008

Sr. Campano

El Señor Campano era muy desdichado, todo el mundo se reía de él por su aspecto, el nombre tampoco le ayudaba claro.
Los niños se burlaban y le perseguían por las calles cantando rimas y haciéndole muecas.
Nadie hablaba con él, nadie le conocia.
Un día estaba tan triste que cogió su acordeón salió a la calle y tocó una melodía tan triste que partió el alma de todos los que estaban a su alrededor.
Entendieron que por su aspecto no habian intentado conocerle y que el Sr. Campano era terriblemente desdichado.
Una niña que estaba junto a él cuando tocaba, se metió la mano en el bolsillo y sacó una bola roja que brillaba, mirando a los ojos al Sr. Campano, dijo:
-Siento señor que nuestra ignorancia le haya hecho tanto daño, le doy un trocito de felicidad para que la lleve consigo allá por donde vaya.
El Sr. Campano no pudo evitar su emoción y le dijo:
-No te preocupes niña, el solo hecho que te hayas acercado ya es mi trocito de felicidad.

8 comentarios:

Azhra dijo...

Que bonitoooo !!!! Y que verdad tiene el cuento, muchas veces el gesto mas tonto e inocente nos demuestra más que cualquier otra cosa.

La niña peliroja es para axuxarlaaa !!! Ainsss muy bonita muy bonita ilustracion.

Besitosss

alberto dijo...

Como siempre, te has superado con esta nueva ilustración y como siempre, me llama la atención un detalle especial y esta vez es el vestido de la niña. Los brillos y sombras que tiene son fantásticos. La historia también es la que más me ha gustado hasta ahora.
¡Muy Bieeeeeen!

Aby dijo...

Graciasssssss!!!
Además esta me ha costado lo suyo ji!
Muchas gracias a los dos.

Isa dijo...

Qué chulada Aby! me encanta. Menos mal que siempre hay niñas que dan trocitos de felicidad...

Cuándo nos vemos?
Un beso

aliena dijo...

Me ha gustado toooodo!!!!
El señor, la niña y la ofrenda de felicidad.
No se sabe lo necesaria que es hasta que no se tiene.

Gonzalo Peralta dijo...

Me gusta muchísimo el dibujo, Aby. Vaya manera de manejar las sombras... en el vestidito de la niña, en la puerta... ¿Y la historia? Muy bonita. Me ha encantado.

Gonzalo.

paula marco dijo...

Aquí Paula conmocionada por tu dibujo!!!
Cómo son esas sombras?? Maravillosas!!! Me encanta Aby, el señor Campana y la niña son unos personajes fabulosos.
Que artistaza eres!! Te adoratrizo!!
Besos mil

MONICA dijo...

Me encantò tu cuento! con un gesto tan sencillo y la felicidad que se puede conseguir. La peque muy tierna. felicidades, volverè otro día.